Hay Otra Valencia

Desbordando estupidez, despilfarrando dinero


El Ebro se ha vuelto a desbordar un año más en varios puntos de su recorrido, pero hoy no quiero hablar de que el agua que allí está arrasando cultivos, en otras zonas menos afortunadas con el agua salvarían muchos cultivos. Tampoco voy a hablar hoy del agravio comparativo de aprovar un trasvase a Barcelona cuando se ha negado a otros porque el Ebro no tiene suficiente agua.

Hoy de lo que quiero hablar es de otro desbordamiento: el de estupidez. Y de un derroche que no es de agua sino de dinero público. Ayer me enteraba de que el Gobierno va a derogar el trasvase de agua del Ebro a Barcelona. La razón: ya hay suficiente agua en los embalses que suministran agua a la capital catalana y por lo tanto ya no hay una situación de emergencia.

Vamos a ver, señores del Gobierno. Si los embalses catalanes están a unos niveles similares o incluso inferiores de hace un año, ¿quién nos asegura que dentro de un año no vuelva a haber una situación de emergencia? Si no hace falta trasvase ahora pues perfecto, haces las obras y cortas el paso del agua. Si dentro de un año vuelve a haber escasez, abres el grifo y tienen el agua en un santiamén. Pero no, parece que es mejor rescindir los contratos con las empresas que iban a construir el trasvase, despilfarrar una buena cantidad de dinero de los contribuyentes y si dentro de un año vuelve a haber necesidad, pues que se tengan que esperar unos meses a tener agua mientras se vuelve a gastar el dinero de todos en algo que ya se había gastado anteriormente.

Tanta idiotez debe llevar por detrás intereses político, algo demagógico que haga que muchos vean algo bueno al gobierno, pero yo no llego a verlo. ¿En verdad son tan tontos? o si no ¿cual es la motivación de semejante decisión?

31, mayo, 2008 - Posted by | Artículos

4 comentarios »

  1. Lo barato sale caro.
    Ser verde nos remite al precio justo.

    Me explico, cuando compras productos de cualquier tipo sin descontar el coste ecológico, aparentemente todo es más barato, la energía, la producción, etc… Sin embargo si aspiramos a lo que se llama el consumo responsable hay que tener en cuenta los costes ecológicos, una vez que lo hacemos las elecciones económicas son diferentes.

    Por ejemplo, estas consideraciones anteriores, nos pueden llevar progresivamente a adoptar una dieta cada vez más cercana al vegetarianismo y eso en nuestra cesta de la compra se va a notar definitivamente.

    Si además nos inclinamos o tenemos la posibilidad de consumir productos biológicos, de producción ecológica u orgánicos, (la mayoría de los de comercio justo lo son), nos daremos cuenta que debido a la alta calidad de los mismos con una cantidad menor son sentiremos más satisfechos y llenos.

    La “basura” que consumimos habitualmente tiene el efecto contrario… casi siempre nos deja “insatisfechos” y con una tendencia bulímica al empacho que finalmente nos frustra. Si computamos, el valor salud, la consumición de productos ecológicos hace que el alimento sea nuestra medicina, lo que a la larga produce un ahorro individual y social en productos farmacológicos que nos sirve el complejo químico-industrial ( que primero nos envenena y luego nos propone recetas “curativas”).

    Esto por lo que se refiere a la alimentación y cesta de la compra, la opción por el transporte público y la bicicleta versus transporte privado, la opción por la homeopatía versus alopatía, etc… Al final lo barato sale caro y lo supuestamente más caro resulta ser muchísimo más económico en el largo plazo.

    http://verdsdelmediterraneo.blogspot.com

    Comentario por verdsverdesgreensdelmediterraneo | 3, junio, 2008 | Responder

  2. he añadido tu blog en la etiqueta “sociedad”en aquiestatublog,pásate y disfruta de otros blog y de paso mira algo de publi,eso valora mi trabajo,gracias

    Comentario por gregorio | 5, junio, 2008 | Responder

  3. Pues si, como diez millones de euros que nos ha costado la imprevisión del desgobierno de Zapatero. Pero, eso sí, como los catalanes no financiaban las obras; se los hemos regalado entre todos.
    No es más que una más: ya se sabe, el nacionalismo y el socialismo se mueven entre la mediocridad, el sectarismo y la autosuficiencia más frívola.

    Comentario por Schwan | 8, junio, 2008 | Responder

  4. Los nazional-socialiZtas son especialistas en fastidiar todo lo que tiene que ver con liquidez.

    Comentario por braincrapped | 8, junio, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: