Hay Otra Valencia

11V Octubre (crónica)


Como cada día 11, anoche, delante del hospital La Fe de Valencia, un grupo de personas se reunió en una velada en pro de las víctimas del aborto, de esas de las que nadie se acuerda. Una vez más armados con velas se concentraron en silencio para protestar por este crimen horrendo y para pedir más ayuda para las mujeres que quieren seguir adelante con su embarazo pero tienen dificultades de cualquier tipo.

A continuación adjunto el manifiesto que se ha leído este mes, no sólo en Valencia, si no en muchas otras ciudades de nuestro país. Ha sido el siguiente.

MANIFIESTO 11-V OCTUBRE 2006

Hay quien dice que los jóvenes no somos valientes, sin embargo, un artículo publicado en La Razón habla sobre unos datos muy interesantes:

El 70% de las mujeres que quedan embarazadas en una violación siguen adelante con el embarazo
Del 30% restante, el 90% de las que no siguen adelante con el embarazo se arrepiente.

Estamos hablando de abortos despenalizados por ser su origen la violación. Y el total en España sobre el número de abortos es el 0,02%. De cada diez mil “interrupciones voluntarias del embarazo”, dos son las que provienen de una violación.

Por la edad fértil de la mujer y por las denuncias presentadas sabemos que la gran mayoría de ellas son jóvenes.

Con los datos que aporta la noticia podemos afirmar que o las mujeres son muy valientes, o que solo violan a las valientes, lo cual estadísticamente no puede ser muy veraz.

Es cierto que un 30% de niños inocentes están siendo asesinados en una apariencia de legalidad.

Pero viendo los datos generales del aborto, el tratamiento de los llamados “embarazos no deseados” (utilizando el eufemismo que disfraza el preludio de la muerte por los medios de comunicación y los políticos), no puede dejar de sorprendernos gratamente la valentía y generosidad de nuestras jóvenes, contrastando a la vez su valía con las de aquellas personas que les invitaron a abortar, con las chicas que inducida o voluntariamente abortan, y con los protagonistas de tales crímenes en los centros pseudomédicos.

Podemos estar orgullosos de esta juventud que ante la violencia y el horror de las violaciones:

*Responde con el sacrificio y la generosidad de gritar SÍ a la vida.

*Responde con la grandeza de miras de acoger en su seno una vida nueva a pesar de tan dramático inicio.

*Responde con la entrega de una vida y una juventud a un fin tan superior como lo es la vida de un nuevo niño, que sabrá mostrar al mundo lo que es el verdadero amor y la maternidad amorosa de una joven que sabe que la vida es más fuerte que la muerte.

*Responde confirmando que un bebé es más grandioso que cualquier futuro social o laboral, y que con su vida sabrá denunciar el recurso fácil de unas administraciones que facilitan la muerte en vez de ayudar a la madre que no supieron evitar que fuera violada.

Pero esta no ha sido la única noticia sobre el aborto que se ha publicado desde nuestra última cita. Un ginecólogo gaditano ha sido apartado del ejercicio tras denunciar ante sus superiores un posible aborto ilegal por el asesinato de un bebé completamente sano bajo la excusa de que presentaba malformaciones.

La muerte y el crimen pocas veces actúan con respeto a la verdad, pero ésta se termina imponiendo siempre.

Tal vez esta muerte destape la práctica habitual de abortos ilegales en los centros de titularidad pública, y esperamos que el puesto sea devuelto a este médico que solo ha querido regirse por el juramento que su trabajo requiere de defender la vida.

Estas dos noticias muestran la batalla continua entre la vida y la muerte que se vive cada día en cada provincia y en cada colectivo médico.

Una lucha en la que queremos estar presentes y en la que no claudicaremos.

Hoy, como todos los día 11 de cada mes, estamos delante de un abortorio, de un supuesto centro clínico creado para fomentar la muerte, y estamos aquí para luchar con nuestra presencia, gritar con nuestro silencio, golpear las conciencias de los que conviven con el crimen continuado y el asesinato de los más débiles.

Una vez más pedimos el cumplimiento estricto de la ley, con la necesaria inspección y supervisión de la misma, como primera medida. Esto evitaría casi todos los abortos que se efectúan.

Pero también pedimos más ayudas, más medios, más atención, más reconocimiento, más acompañamiento… en fin, más apoyos que faciliten que aflore la generosidad de nuestras jóvenes y les ayuden a evitar dar un paso que determinará negativamente y con amplios daños psicológicos el resto de sus vidas, al no haber dado el paso hacia la maternidad, aunque no fuera querido ni buscado por ellas.

12, octubre, 2006 - Posted by | Noticias Valencia

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: